Espacios y Comunidades Virtuales -Aprendizaje Colaborativo-

interconectividad

El siguiente texto  explora las posibilidades que ofrecen algunas tecnologías de información y de comunicaciones (TICs) para favorecer procesos de enseñanza-aprendizaje colaborativos entre adultos y da pautas para abordar procesos de aprendizaje colaborativos haciendo uso de la red. 
Se presentan cuatro casos que tienen en común apoyar procesos de educación permanente, donde interactúan adultos que comparten un motivo o necesidad educativa, que no necesariamente están ubicados en el mismo lugar, pero que tienen acceso a TICs. Los casos sirven de excusa para construir los conceptos sobre aprendizaje y enseñanza colaborativa que se desean desarrollar en el aula.

Comunidades

La cultura de aprender en ambientes colaborativos, sean o no virtuales, no se improvisa. Los educadores tenemos una gran responsabilidad para desarrollarla, no podemos esperar a que sean los computadores y las redes los que sirvan de detonante para volverla una herramienta de trabajo educativo y, mucho menos, no podemos darnos el lujo de usar la teleinformática sin desarrollarla.

 

La investigación grupal apoyada en consulta a bases de datos, locales (p.ej., enciclopedias
electrónicas) o remotas (p.ej., acceso a servicios de información), exige no sólo saber qué y cómo buscar, ser capaz de navegar y manipular la información, sino que también requiere discusión para tomar en cuenta los diferentes puntos de vista y a partir del diálogo pragmático generar nuevos conocimientos.

comunidades virtuales Ni se diga, cuando es a través de la interacción entre individuos dispersos geográficamente como se construye el conocimiento: no basta con lanzar la pregunta o proponer el reto que crea el desequilibrio y dejar que cada quien haga lo mejor que pueda, se imponen esfuerzos comunes, apoyados por medio de la red, para compilar los datos, compartirlos, organizarlos y ponerlos en una arquitectura de datos que sirva como semilla para generar nuevo conocimiento.

Por otra parte, la creación colaborativa de nuevos productos intelectuales, por ejemplo la publicación multimedia hecha en grupo, exige ser capaz de planear y coordinar estructuralmente el trabajo del tipo de productos que se desea (página web, periódico electrónico, historieta, clasificados, etc.), así como hacer división de tareas y roles, dando a cada quien la posibilidad de asumir su papel y responsabilidad, bajo la premisa de que el todo debe ser superior a la suma de las partes.

La toma de decisiones basada en exploración de escenarios posibles, p.ej., basada en modelaje y simulación, haciendo uso de simuladores, juegos, juegos de roles, es otro ejemplo de situaciones donde ambas tecnologías sirven para fortalecer la discusión grupal y la construcción de consensos: el software permite vivir experiencias, organizar y administrar la actividad, pero es el profesor quien crea los grupos y los orienta y los aprendices quienes protagonizan el proceso de aprender colaborativamente.

Y ¿cómo desarrollar esta cultura de trabajo en ambientes colaborativos? ¿Cómo lograr que los distintos miembros de una comunidad entiendan lo que es posible hacer en los espacios y con las herramientas disponibles en la red, y se animen a intentar hacer construcciones colectivas que valgan la pena?
A continuación las respuestas…

<<Leer más sobre Proyectos Educativos Colaborativos utilizando las TIC’s>>

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: